Llega Alsuper a Saltillo

Durante la presentación del programa “Encuentro de Proveedores Saltillo 2015”, Raúl Gallardo, directivo de la empresa, informó que el par de nuevas tiendas representan sus sucursales 58 y 59 en los estados de Chihuahua, Durango y Coahuila.

Con una inversión de 180 millones de pesos y la generación de 280 empleos directos y 280 indirectos, la cadena chihuahuense Alsuper proyecta abrir para finales de abril o principios de mayo de este año sus dos primeras sucursales en Saltillo.

Durante la presentación del programa “Encuentro de Proveedores Saltillo 2015”, Raúl Gallardo, directivo de la empresa, informó que el par de nuevas tiendas representan sus sucursales 58 y 59 en los estados de Chihuahua, Durango y Coahuila.

Precisó que en Coahuila ya cuentan con 8 unidades, todas en Torreón, por lo que las dos actualmente en construcción en esta capital representan las sucursales 9 y 10 en el Estado.

Gallardo informó que cada tienda, que serán las sucursales Coss (donde estaba la antigua planta de Cifunsa) y Las Flores, contarán con 2 mil 400 metros cuadrados de piso de venta cada una.

“Las tiendas ya prácticamente están montadas y armadas, esperamos equiparlas en breve para estar dando una fecha exacta d ela apertuea

En el evento participaron Juan Carlos Guerra, director de Fomento Económico de Saltillo y Ricardo Shurmm Cerpa, subsecretario de Desarrollo Económico de la Secretaría de Desarrollo Económico, Competitividad y Turismo.

ENCUENTRO CON PROVEEDORES LOCALES

Hoy y mañana, los representantes de Alsuper realizarán “Encuentro de Proveedores Saltillo 2015”, a fin de ir contactado productores locales que pudieran convertirse en sus proveedores.

“Dentro de los programas de Desarrollo de Responsabilidad Social de Alsuper tenemos un programa de desarrollo de proveedores regionales y dentro de este manejamos una campaña que se llama “consume local’”, informó Gallardo.

Explicó que tal programa que va encaminado a desarrollo proveedores regionales para que ellos por un lado conozcan y adapten sus tiendas al mercado de Saltillo y no tanto el traer productos de otros lados para venderlos aquí.

“Si bien en la cadena vendemos productos de todas partes del mundo, pero también entendemos que los mercados son diferentes y los hábitos de consumo son diferentes, las costumbres, la cultura, son diferentes y como tal debemos adaptarnos a ese mercado.

Es un encuentro con proveedores regionales donde conozcamos los buenos productos de Saltillo, los buenos productos de Coahuila…queremos ver a gente de la sierra, gente de Arteaga, gente de todas las comunidades que producen buenos lácteos, buena carne, buenas frutas, verduras de calidad, esa es la intención acercarnos al mercado de Saltillo”, precisó el directivo.

Durante la jornada de hoy y mañana se estima tener contacto con al menos 160 proveedores locales.

Tendencias de la Construcción en México

Como sucede con muchos desarrolladores de comunidades de retiro y complejos turísticos, últimamente las empresas constructoras mexicanas han buscado construir proyectos en comunidades costeras de México enfocándose a un mercado de personas con posibilidades económicas, y sin embargo, están diseñando sus unidades residenciales para atraer al mercado estadounidense y canadiense. Al hacer esto, estas empresas han estas empresas han desplazado los materiales de construcción utilizados tradicionalmente en México, los cuales incluyen materiales locales adaptados al clima y a las condiciones ambientales locales. En la mayoría de los casos, este estilo de construcción es más eficiente en cuestión de recursos y tiene una menor huella ambiental.

Sin embargo, más del 60% de los encuestados por ICF para este estudio indicaron que la “sustentabilidad ambiental” fue una consideración importante al momento de tomar la decisión de compra de su vivienda. Claramente, el mercado del turismo de playa y de segundas residencias está en una buena posición para aprovechar esta necesidad de los consumidores.

México cuenta con una tradición arquitectónica que favorece el diseño y construcción de bajo impacto además de ser ambientalmente responsable. El uso de materiales como el adobe, de pintura en paredes de colores claros o blancos para reflejar el calor, la vegetación para proporcionar sombra y la colocación de fuentes en los patios, con son solamente algunas de las maneras en que las tendencias arquitectónicas de México han respetado históricamente las condiciones naturales. Actualmente, los desarrolladores de complejos turísticos y de comunidades para el retiro en México diseñan para un “estilo de vida importado” que atrae a una parte del mercado, pero que pierde los beneficios de ahorro de energía y agua. De hecho, un estudio de la UNAM realizado en el 2007 reflejó que los edificios mexicanos consumen el 25% de toda la electricidad, producen el 20% de toda la basura y el 20% de las emisiones de carbono. En comparación, los edificios utilizan el 39% de la energía y el 74% de toda la electricidad producida en los Estados Unidos.

Como parte de un programa federal para optimizar el uso de la energía, México inició un programa para dar seguimiento oficial al uso de energía y agua en los edificios, y aunque México ha desarrollado un sistema de auditoría ambiental que se enfoca principalmente a la industria en general, no cuenta con un sistema de certificación de prácticas “verdes” para ningún tipo de construcciones. La recolección de información necesaria es el primer paso para determinar cómo México puede aprovechar las oportunidades del entorno. En segundo lugar, hacer que se cumplan los estándares y reglamentos existentes a nivel federal, estatal y municipal fomentaría que la industria de la construcción tomara las acciones necesarias para su cumplimiento. En estas líneas, el Consejo Mexicano de Edificación Sustentable está capacitando a arquitectos, ingenieros, inspectores y desarrolladores de proyectos en los estándares LEED para la construcción de edificios comerciales y residenciales y buscando cómo estos estándares pueden ser aplicados a los reglamentos de construcción existentes.

La Universidad Iberoamericana y la Universidad Autónoma de Baja California ofrecen carreras relacionadas con el sector turismo, pero la UIA es la única en su tipo en ofrecer la carrera de arquitectura que se enfoca tanto al turismo y a la planeación para el uso sustentable de la tierra específicamente para comunidades de retiro y complejos turísticos. Con esta capacitación adicional, la siguiente generación de arquitectos e ingenieros que será responsable de la planeación urbana podrían estar en posibilidades de obtener nuevamente los éxitos de la rica arquitectura y planeación de México del pasado, mientras que se respetan los reglamentos y la normativa ambiental vigente.

Fuente