Se acerca la Navidad y como ocurre cada año se plantea el eterno debate: ¿cuándo hay que poner la decoración navideña? Cada familia es un mundo, pero hay varias teorías ampliamente aceptadas en todo el planeta.

La Navidad está a la vuelta de la esquina y parece que cada año la decoración navideña llegan antes. En cuanto pasa Halloween y el Día de Todos Los Santos, los supermercados se llenan de turrones, polvorones y mazapanes, y en las tiendas de decoración, los tonos naranjas, negros y rojos se sustituyen por los dorados, plateados, blancos, rojos y verdes. Y conforme avanza noviembre nos acecha una eterna duda que genera mucho debate: ¿Cuándo se debe poner el árbol de Navidad y el resto de decoración de temporada? Sea como sea, nuestro primer consejo es que este año sigas estas claves para una Fiestas más sostenibles.

Cierto es que cada familia lo pone siguiendo un criterio básico: cuando tiene tiempo suficiente. Poner todas las decoraciones y montar el árbol es una tarea que requiere tiempo, por lo que hay que planificar cuándo hacerlo. Eso sí, si atendemos a las fechas que más se repiten, hay varias teorías aceptadas sobre cuándo es el mejor momento para poner el árbol.

El 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción

Aunque se piensa que se aprovechan estos días festivos al principio de diciembre por tener más tiempo libre, lo cierto es que en la religión cristiana sí que existe un día concreto y un motivo para poner el árbol de Navidad: el 8 de diciembre o Día de la Inmaculada Concepción. Así lo estableció al menos el Papa Pío IX en el año 1854, en el que se declaró tal fecha como el día en el que la Virgen María «fue preservada por privilegio único de la mancha original desde el primer instante de su Concepción».

Y, siguiendo esta teoría, esta fecha también sería indicada para montar el pesebre en casa, aunque el niño Jesús no debería colocarse hasta el día de su nacimiento, en Nochebuena, mientras que los Reyes de Oriente no deberían llegar hasta la noche del 5 de enero. Aunque, seamos realistas, la mayoría lo montamos todo a la vez.

Si quieres un árbol frondoso como el de la imagen, te recomendamos este de Amazon que lleva incluidas piñas y nieve en las puntas de las ramas, lo que le da un aspecto mucho más realista. O si lo prefieres sin nieve, también tienes esta opción solo con piñas, la nieve siempre se la puedes incorporar tú en cualquier momento.

El 1 de diciembre, el mes de la celebración

Diciembre es sinónimo de celebraciones navideñas, por lo que una forma perfecta para empezarlo es poner el árbol de navidad el primer día. Y, al igual que muchas personas lo eligen como día para montar el árbol en casa, también es el día elegido por muchas autoridades para encender las luces de los árboles de Navidad que hay en lugares públicos, como el del Rockefeller Center en Nueva York.

No a todo el mundo le gusta el típico árbol de Navidad. Si buscas algo más original, Amazon es tu lugar, donde puedes encontrar joyas como este árbol de efecto nevado, pero en color negro.

El comienzo del Adviento

Otra fecha muy repetida para poner el árbol es el día que comienza el Adviento. De acuerdo a lo estipulado a la religión católica, la fecha correcta para colocar y adornar el árbol es el día que comienza el Adviento, un periodo de preparación para celebrar la Navidad que empieza cuatro domingos antes de esta celebración. Por tanto, este año sería el 28 de noviembre.

Si te gusta el árbol de la foto, con pequeñas luces incorporadas, tienes esta opción con la que ya no tendrás que deshacer el nudo que se hace con los cables de las luces.

Cuanto antes, mejor

Mucha gente empieza a pensar en la Navidad en cuanto pasa Halloween y, según la ciencia, ellos podrían ser los que tienen razón. Varios estudios concluyen que las personas que ponen la decoración navideña antes, son más felices. Esto puede deberse a que la Navidad nos remite a nuestra infancia, con los regalos, las vacaciones y nuestros seres queridos. «En un mundo lleno de tensión y ansiedad, a la gente le gusta relacionarse con cosas que los hacen felices, y la decoración de Navidad evoca sentimientos de la infancia», asegura el psicoanalista Steve McKeown. «Colocar los adornos navideños pronto puede ser una forma de reconectarnos con nuestra niñez», ratifica la psicoterapeuta Amy Molin.

Un buen árbol de Navidad de efecto nevado y frondoso de buena calidad es difícil de encontrar. Nuestra recomendación es este modelo con el que tu árbol parecerá sacado del bosque.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *