La tecnología de impresión 3D ha llevado a la creación de una asombrosa variedad de objetos a lo largo de los últimos años. Recientemente, se está utilizando para crear algo a una escala mucho mayor: casas de ensueño.

La tecnología 3D en el campo de la arquitectura y construcción ayuda en la construcción de muchas casas asequibles a precios bajos aumentó la compra de casas por parte del consumidor hizo realidad los sueños de muchas personas sin hogar, inicialmente afectó a muchos pequeños trabajadores de la construcción y luego proporcionó mucho empleo para trabajadores calificados y capacitados.

¿Cómo construyen casas las impresoras 3D?

Una impresora 3D puede construir las paredes de una casa en tan solo dos días en lugar de tardar semanas o meses utilizando mano de obra especializada en la construcción con materiales de construcción tradicionales.
El futuro de la construcción de viviendas parece dirigirse hacia una revolución de la impresión 3D con tecnología que consigue construir viviendas en la mitad del tiempo y  de precio frente a la construcción tradicional.
Las impresoras 3D para la construcción de casas, funcionan seleccionando el diseño adecuado y presionando un botón para imprimir.

“La impresión 3D es tomar un archivo digital del diseño de una casa y capa por capa, depositando material para construir la casa en tres dimensiones, una capa a la vez”, dijo Ballard a Kathy Park de NBC.
Y a diferencia de las casas tradicionales, que pueden tardar semanas o incluso meses en enmarcar, las paredes y los cimientos, una casa impresa en 3D puede estar lista en tan solo dos días, con sólo tres o cuatro personas. Todos estos factores reducen los costos de producción de una casa impresa en 3D podría costar 4.000 dólares por unidad.

Las empresas que construyen con 3D utilizan una impresora gigante y una fórmula de hormigón especial. El concreto patentado que se usa para hacer las casas es resistente y esta construcción rentable pero robusta podría ayudar a que las casas sean más asequibles. Los argumentos a favor  aseguran que pueden convertirse en un competidor importante en la lucha contra la falta de vivienda y los efectos del cambio climático.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *