Los pisos de madera permiten borrar esas divisiones entre interior y exterior al llevar un poco de la naturaleza al hogar.

“Gracias a nuestros acabados lacados UV de fábrica, estos pisos europeos de madera roble Nougat ofrecen una resistencia muy elevada al desgaste, las manchas y los rayones”, explica Marcelo Albornoz, director de la empresa J. Albornoz, que los suministró para este apartamento ubicado en Octava, proyecto de la promotora Nicolás Manrique Construcción que se levanta en el barrio La Cabrera, al norte de Bogotá.

Ciento por ciento naturales, estos pisos están compuestos por varias capas de madera para una mayor resistencia y duración, sin que pierdan su aspecto natural con el paso de los años. Además, “aportan calidez y carácter al espacio, pues su belleza reside en los detalles”. Cada una de las piezas que componen el suelo es única y de un tamaño generoso, de 190 centímetros de largo por 19 de ancho.

Es fundamental aprender a limpiar este tipo de pisos de madera, ya que esto prolonga su vida. “Como la arenilla y la suciedad no pueden esconderse debajo del suelo como en una alfombra, los pasos necesarios para limpiarlos de manera adecuada pueden parecer al principio complejos, pero una vez establecida una rutina no será difícil”. Para esta acción, J. Albornoz recomienda el limpiador de suelos de madera Bona, diseñado para eliminar polvo, tierra y suciedad, con una fórmula que se seca rápidamente y no deja residuos gracias a su pH neutro. Por otra parte, no daña los pisos barnizados con poliuretano o tratados con hardwax oil.

 

El hogar es el lugar en el que podemos relajarnos y ser nosotros mismos. “Al traer la naturaleza a nuestras casas, en forma de plantas y materiales como la madera y la piedra, creamos una atmósfera acogedora y relajante. Cada vez más nos esforzamos por eliminar las barreras entre interior y exterior”,.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *