En este artículo te explicaremos de qué trata cada una de éstas y concluiremos, a ciencia cierta, de qué forma se relacionan ambas.

¡Sigue leyendo!

¿Qué es la arquitectura?

Se trata de un campo académico y profesional que tiene como finalidad principal desarrollar espacios aptos para el hábitat humano.

Esta breve descripción de la disciplina demuestra que se trata de un área realmente importante y amplia, que dentro de sí contiene diferentes ramas de estudio y conocimiento.

Y es que para construir edificios, plazas, viviendas y otros lugares similares, no sólo se necesita conocer sobre materiales, estilos de diseño, estructuras y desarrollo de planos o maquetas tridimensionales.

También se relaciona con el análisis de factores del entorno, como los servicios públicos, las características ambientales, las comunidades cercanas y las vías urbanas, entre muchos otros.

Al tomar en cuenta todo ello, la arquitectura garantiza que realmente, los espacios desarrollados sean ideales para el desenvolvimiento humano y no afecten de manera negativa la vida diaria.

De hecho, la arquitectura muchas veces intenta ayudar al planeta a través del desarrollo de proyectos que se enfocan también en la reducción del impacto ambiental (tanto del proceso constructivo como del funcionamiento regular), con bajos índices de contaminación y caracterizados por el aprovechamiento de energías renovables.

¿Qué es el diseño?

En su espectro más amplio, el diseño es una actividad creativa que define las posibilidades de una composición a partir de factores principalmente estéticos, tomando en cuenta elementos como la forma, materiales, colores, texturas, así como la viabilidad económica y cultural de una determinada propuesta.

En el ámbito de las edificaciones y las construcciones, nos encontramos con el diseño arquitectónico y el de interiores.

Esta disciplina se enfoca en otorgarle equilibrio, atractivo y sentido estético a viviendas y otras edificaciones, siempre tomando en cuenta que dichas composiciones, estructuras y distribuciones deben ser también seguras y funcionales.

Entonces, ¿en qué se relacionan estas disciplinas?

Al analizar las características y alcances de estas dos disciplinas, queda claro que la relación que existe entre ellas es que trabajan de la mano y de manera complementaria.

Y es que el diseño es uno de los elementos que forman parte de la arquitectura como campo de estudio y profesión.

Los principios de diseño, por ejemplo, permiten que un proyecto arquitectónico tenga como resultado una edificación visualmente agradable y con espacios optimizados.

En tanto, el resto de los factores de análisis de la arquitectura garantizan la viabilidad del proyecto, el equilibrio estructural, ambiental y la estabilidad de los servicios y otros elementos de la vida cotidiana.

¿Te pareció interesante lo abordado en este artículo? Si esta lectura despertó tu interés por el mundo de la arquitectura, te invitamos a que eches un vistazo en nuestros artículos


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *