Las compañías ofrecen una amplia variedad de modelos y prestaciones que se adecuan a cada necesidad, sin descuidar el diseño. Descubrir cuál es el adecuado para cada ambiente, según presupuesto, y características particulares, hacen de estos equipos los indicados para resolver problemas de climatización en el hogar.

Elegir un aire acondicionado adecuado a las necesidades específicas de cada persona puede tornarse una tarea ingrata debido a que existe una gran variedad de modelos, potencias y marcas. Por eso sugerimos una serie de puntos a tener en cuenta a la hora de decirse por la compra de un equipo:

Espacio: Lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de adquirir un aire para la casa u oficina es el tamaño del espacio donde será instalado. Los aires acondicionados poseen diferentes capacidades de climatización, expresadas en frigorías. El espacio debe medirse en metros cúbicos (m3). Para calcularlo se multiplica la superficie del ambiente (largo x ancho, expresado en m2) por su altura. La sugerencia es elegir un aire de 50 frigorías por cada m3 del ambiente al que esté destinado. Por ejemplo: para dormitorio de 30 m3 (3 por 4 metros, por 2,5 metros de alto), se recomienda un aire de (al menos) 1.500 frigorías.

Consumo de energía: Este es uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir un aire acondicionado, tanto para el ahorro del usuario como para el cuidado del medio ambiente. Los aires acondicionados que poseen tecnología Dual Inverter, ahorra hasta un 70% más de energía en comparación a la tecnología «On-Off» presente en los aires tradicionales.

Eliminación de ruidos: Muchos equipos de aire acondicionado suelen emitir un sonido bajo en decibeles y monocorde, que al principio puede ser molesto, pero una vez que el usuario se acostumbra puede llegar a tolerar. Los modelos equipados con la tecnología Dual Inverter emitiendo sonidos casi imperceptibles. Este sistema facilita que el compresor trabaje mejor y con menos ruido, aumentando así la capacidad de enfriamiento y disminuyendo el consumo energético.

Purificación (sólo modelo Art Cool): Las últimas tendencias arquitectónicas suelen diseñar espacios con menos paredes y grandes ventanas fijas impidiendo la ventilación natural y la eliminación de virus y bacterias. Estos lugares precisan equipos de acondicionamiento que colaboren con la purificación, además de enfriar. El ionizador de los aires acondicionados modernos elimina hasta 99% de las bacterias, sustancias nocivas y malos olores en 60 minutos.

Funcionalidad: Existen equipos como los Dual Cool, que son «frio/calor», es decir que pueden enfriar y calefaccionar dependiendo la época del año. Con ellos puede evitarse adquirir un equipo adicional para subir la temperatura en invierno, además de ser ideales para lugares que no poseen instalación de gas. También este tipo de equipos son mucho más seguros que las estufas a gas.

Limpieza y mantenimiento: Este aspecto es fundamental para un buen funcionamiento y durabilidad del mismo. Aunque siempre es recomendable lavar los filtros de aire, se encuentran modelos con una función de limpieza automática, que mantiene su interior higienizado, incluso cuando no está en uso.

Control Wifi (sólo modelo Art Cool): Entre las ventajas que ofrecen los aires acondicionados de última generación se destaca esta característica que, además de ayudar a llevar mejor control del aire desde el Smartphone, permite programarlo desde cualquier lugar de la casa o incluso fuera de ella. Así el usuario puede encenderlo camino a su casa desde el trabajo un rato antes de llegar para encontrar el ambiente a temperatura ideal.

Los modelos Art Cool y Dual Cool, ofrecer la mejor tecnología, diseño y eficiencia energética.

¿Ya te decidiste cual es el modelo que mejor se adecua a tus necesidades?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *