Las Bienes Raíces te presentan un enorme abanico de opciones: productos distintos, giros diferentes, modelos de inversión que funcionan de formas variadas. Una de las cuestiones más importantes a la hora de introducirte en el mundo inmobiliario es, por supuesto, la ubicación de tu propiedad.

Antes que nada, esta depende muchísimo de la función que quieras darle a tu inversión, pero en este artículo particularmente haremos la comparación entre dos opciones que seguramente te has topado: una propiedad en la playa o una propiedad dentro de la ciudad. 

apartamento-en-la-playa

¿Comprar una propiedad en la playa?

Con el reciente crecimiento que las playas del Caribe Mexicano han experimentado, una gran cantidad de inversionistas ha puesto sus ojos sobre destinos como Tulum, Cancún, Playa del Carmen o Cozumel. Otros destinos de playa, como La Costa Esmeralda en Yucatán, o las playas del norte de México también han experimentado un aumento en la demanda de propiedades para invertir o para disfrutar. 

Una propiedad en la playa ofrece ventajas muy atractivas para cualquiera, pero tienen limitantes que es necesario tomar en cuenta. 

Entre las principales ventajas de comprar una propiedad en la playa se puede mencionar la plusvalía que ganan con el tiempo, pues el crecimiento de la industria turística suele aumentar la demanda por hospedaje o adquisición para uso particular o comercial. Esto se traduce en un aumento del valor de la tierra. 

También están las oportunidades de negocio que surgen cuando eres propietario de una casa, departamento o local comercial en la playa. Aplicaciones y portales web como AIRBNB han facilitado en gran medida la renta de propiedades, y el flujo de turistas y vacacionistas puede generar ganancias muy buenas. 

Por supuesto, vale la pena mencionar la posibilidad de alternar placer con negocios y disfrutar de tu propiedad en la playa durante las temporadas vacacionales, para luego rentarla el resto del año. 

Por otro lado, las desventajas que puedes encontrar son varias, como por ejemplo: 

  • Una oferta comercial limitada o a sobreprecio dependiendo de la cercanía a la orilla del mar. El Beachfront, por ejemplo, puede costar dos veces más que una propiedad similar dos calles más lejos de la playa.
  • Limitaciones en el uso que tu familia puede darle a tu propiedad
  • Precios de mantenimiento más altos, pues está comprobado que la brisa marina desgasta los edificios cercanos a la playa, lo que finalmente genera gastos más frecuentes por pintura, cuidados, reparaciones etc. 
  • Poca accesibilidad a la diversidad de centros de trabajo y estudios que hay en la ciudad. 

Una propiedad en la playa es mejor como una inversión para negocios, pues como vivienda resulta especialmente cara, y desperdiciar la oportunidad de obtener ingresos de las rentas vacacionales sería una mala elección. Existen sus excepciones, por supuesto, pero si lo que buscas es una propiedad para heredar a tus hijos, que abra la posibilidad de convertirse en su vivienda en algún momento, entonces quizá no sea la mejor elección. 

merida vista

Bienes Raíces dentro de la ciudad, pros y contras

Una casa, departamento, terreno o local comercial que se ubica en una zona urbana ofrece gran seguridad patrimonial. Con esto queremos decir que, si bien su rentabilidad puede no ser tan alta como podría serlo una propiedad en la playa, su valor utilitario es mayor porque puede convertirse en patrimonio de tus hijos y nietos en el futuro. 

El crecimiento que una propiedad en la ciudad puede experimentar está subordinado a:

  • Su ubicación
  • La expansión de la mancha urbana
  • El flujo económico de la zona
  • El tipo de negocios y servicios alrededor 
  • El valor de las propiedades que la rodean

Una propiedad dentro de la ciudad es un activo muy valioso para tu patrimonio y para tu futuro, que puedes vivir o arrendar y guardar para heredarle a tu familia. Entre las principales ventajas de comprar una casa, departamento, terreno o local comercial dentro de una ciudad podemos listar: 

  • Su valor crece más rápido que el de otras propiedades. Esto depende mucho de la ubicación y el tipo de bien inmueble, pero en general es un hecho que el valor de la tierra sube más rápido en la ciudad que fuera de ella porque la demanda también es más alta. 
  • No podemos olvidar que, además de ganar valor más rápido que las propiedades que se encuentran a las afueras, también se revenden más rápido porque la demanda es abundante. 
  • Se pueden prestar para los negocios de rentas y arrendamientos a largo plazo, aunque el precio de una renta dentro de la ciudad sin lugar a dudas será menor que la que cobrarías en la playa por la misma casa. Aunque toma en cuenta que la inversión necesaria para comprar una propiedad en la ciudad también puede ser menor. 
  • Los costos de mantenimiento son mucho menores. 

Parece que vivir dentro de la ciudad será irremediablemente ruido, poca privacidad, espacios pequeños y calles inseguras, pero de hecho siempre existe la opción de vivir en una privada residencial. Las privadas residenciales ofrecen seguridad, espacios amplios y amenidades que pueden incrementar la plusvalía, comprar una propiedad de este tipo puede convertirse en una gran inversión tanto para ti como para la integridad, seguridad financiera y felicidad de tu familia.

Eso sí, no te olvides de algunas desventajas como: 

  • Si bien existe la opción de una privada residencial, una casa o departamento pequeño y en medio de la ciudad si puede convertirse en un espacio reducido, expuesto al ruido o poco privado. 
  • Conseguir los permisos de construcción para un lote residencial puede complicarse, especialmente si el lote ya está rodeado de edificios. 
  • Dependiendo de la zona, puedes toparte con precios exorbitantes que te será difícil pagar. Siempre es bueno investigar diversas opciones para tener una idea general de los precios por zona, y delimitar tu presupuesto de forma ordenada para no gastar energía en cotizaciones que no resultarán a tu favor. 
  • A la hora de revender, puedes encontrar mayor competencia dentro de la ciudad. 

Una propiedad dentro de la ciudad será una excelente adición a tu patrimonio, podrá garantizar la seguridad de un techo a los que quieres y te permitirá observar buen crecimiento de tu inversión. Si buscas una compra puramente para negocio, quizá sea mejor mirar hacia la playa. 

¿Cuáles son tus ambiciones? Analiza cuidadosamente tus opciones antes de tomar una decisión.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *