Jóvenes mexicanos desarrollan papel para material de construcción

San Luis Potosí.- Alumnos del Instituto Tecnológico Superior de la Sierra Norte de Puebla —que forma parte del Tecnológico Nacional de México— han diseñado un procedimiento para fabricar muros hechos a base de papel de reciclaje, como sustituto de materiales de construcción. En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, hablaron del proceso de diseño y pruebas que han realizado.

Los alumnos Erick Atempa Hernández y Mario Ávila Cázares, creadores del proyecto, resaltaron que su proyecto se basa en la reutilización del papel de desecho para elaborar muros de casa habitación. Agregaron que el proceso de fabricación es barato y sencillo, consiste en hidratar el papel triturado, hecho esto se añade cemento y se hace una mezcla homogénea que se vierte en moldes adecuados al tamaño especificado. Para agregar firmeza a la estructura se emplea un refuerzo de malla que además funciona como soporte.

Para determinar los porcentajes adecuados de ingredientes, los alumnos realizaron una investigación donde, entre otras cosas, pudieron verificar las características físico mecánicas del producto, así como su pertinencia en la industria de la construcción. En los resultados de la prueba de compresión, el material alcanzó un total de 132.84 kilogramos-fuerza (kgf), mientras que la resistencia a la flexión se calculó en 45.50 kgf.

A pesar de la naturaleza de la materia base, y de acuerdo con las pruebas de inflamabilidad realizadas, estos muros de papel tienen la capacidad de resistir 230 grados Celsius antes de fracturarse o quemarse. Para finalizar el banco de pruebas, realizaron estudios de resistencia a la humedad o capilaridad, los resultados indican que las piezas creadas con este material absorben 43 por ciento de humedad.

Aplicación duradera

Para comprobar la hipótesis, crearon una casa-almacén de herramientas que se instaló en su institución hace aproximadamente tres años.

“Este modelo se ha estado monitoreando para determinar su resistencia a los cambios climatológicos, arrojando buenos resultados, ya que no ha sufrido deformaciones o fracturas de las placas”, indicó Erick Atempa Hernández.

Los creadores de esta técnica agregaron que se han realizado pruebas de absorción de pintura y de impermeabilizante, encontrando que no absorbe más de lo que otros materiales comunes lo hacen. Dado que el prototipo sigue en pruebas, no es posible determinar su duración; sin embargo, estiman que tenga un tiempo de vida útil de cinco a diez años.

En relación con la rentabilidad, comentaron que ya realizaron una comparación de costos con cuatro de los materiales usados actualmente en la construcción de inmuebles.

Exitosa participación en ferias de ciencias

Por su parte, el profesor Rafael Garrido, asesor del proyecto, señaló que “es importante impulsar a los jóvenes a que hagan este tipo de proyectos y participen en eventos como ExpoCiencias, porque les permite ver e interactuar con otro tipo de personas”.

Abundó que con este proyecto los jóvenes investigadores han participado en eventos regionales, nacionales e internacionales, obteniendo reconocimiento en todos ellos; así como también han participado la Feria Nacional de Ciencias e Ingenierías (Fenaci) impulsada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). (CONACYT)