1. Plastificantes.

Cuando se agregan a una mezcla de concreto, los plastificantes (agentes reductores de agua) son absorbidos en la superficie de las partículas de los aglomerantes, haciendo que se repelan entre sí, lo cual da como resultado una mejora en la trabajabilidad y proporciona una distribución más uniforme de las partículas del aglomerante a través de la mezcla.

Dosificación.
La dosis típica de un plastificante varía de 200ml a 450 ml por cada 100kg de material cementante.

Usos:

  • Los plastificantes usualmente incrementan el revenimiento del concreto con un contenido de agua dado.
  • Los plastificantes pueden reducir la proporción de agua de una mezcla de concreto para una trabajabilidad dada, como regla práctica, en aproximadamente 10%.
  • La adición de un plastificante posibilita alcanzar una resistencia dada con un menor contenido de cemento.
  • Los plastificantes pueden mejorar la bombeabilidad.

Consideraciones prácticas:

  • Varios plastificantes contienen un retardante y pueden causar problemas si se aplican en dosis mayores.
  • Algunos plastificantes contienen cloruros que pueden incrementar el peligro de corrosión del acero de refuerzo.
  • Mientras que algunos plastificantes transportan cantidades variables de aire, otros son razonablemente consistentes en la cantidad de aire que transportan. Donde los plastificantes se usan para incrementar la trabajabilidad, la contracción y la fluencia, de manera invariable.

2. Superplastificantes

Estos aditivos son químicamente distintos de los plastificantes normales y aunque su acción es casi la misma, es más marcada.

Cuando se usan para producir concreto fluido puede esperarse una pérdida rápida de trabajabilidad, por tanto, éstos deben ser agregados justo antes de la colocación.

Dosificación.

La dosis normal de un superplastifante está entre 750ml y 2500ml por cada 100kg de material cementante.

Usos

Los superplastificantes se usan con mayor ventaja:

  • En áreas de refuerzo congestionado.
  • En donde una consistencia autonivelante facilita la colocación.
  • Para concreto de alta resistencia, disminuyendo la relación agua:cemento como resultado de reducir el contenido de agua en 15-25%.

Consideraciones prácticas.

  • Deben de diseñarse mezclas especiales para los superplastificantes y su uso debe ser cuidadosamente controlado.
  • El efecto de un superplastificante puede desaparecer tan rápido como en 30 minutos después del mezclado.
  • Éstos tienen un costo unitario relativamente alto.
  • En donde se usan superplastificantes para producir muy alta trabajabilidad, la contracción y la fluencia serán incrementadas.

3. Incorporadores de aire.

Un agente incorporador de aire introduce aire en forma de diminutas burbujas distribuidas de modo uniforme a través de toda la pasta de cemento. 

Dosificación.

La dosis típica para los agentes incorporadores de aire está entre 50ml y 150ml por cada 100kg de material cementante.

Usos:

  • En donde se requiera una resistencia mejorada del concreto endurecido contra los daños causados por congelación y deshielo.
  • Para una trabajabilidad mejorada, en especial, en mezclas gruesas o pobres.
  • Para reducir la segregación, sobre todo cuando una mezcla tiene un déficit de finos.

Consideraciones prácticas.

  • La inclusión de aire puede reducir la resistencia del concreto y la sobredosis puede causar una pérdida importante de la resistencia.
  • Como una regla práctica, un 1% de aire puede causar una pérdida de resistencia de 5%. Por tanto, es importante que las mezclas sean especialmente diseñadas para la inclusión de aire y que el porcentaje de aire incorporado durante la construcción sea monitoreado.
  • Puesto que las dosis son pequeñas, se requiere de medidores especiales y un monitoreo preciso.
  • Un cambio en el contenido del cementante, en la granulometría o en las proporciones de las fracciones de finos de arena normalmente alterará el volumen de aire incluido.
  • La cantidad de aire incluido puede depender de la fuente y granulometría de la arena en el concreto.
  • Los mixers transportan volúmenes más grandes de aire que otros tipos.
  • El incremento de la temperatura ambiente tiende a reducir el volumen de aire incorporado.
  • La duración del mezclado puede también afectar el contenido de aire.

4. Acelerantes.

Estos aditivos aceleran la reacción química del cemento y el agua, y de este modo aceleran la tasa de fraguado y/o la ganancia temprana en la resistencia del concreto.

Dosificación.

Dependiendo del grado de aceleramiento deseado, la dosificación para acelerantes varía del 1% al 4% del peso del cemento (aproximadamente de 300 mL a 1200 mL por bolsa de cemento de 42.5 Kg). De acuerdo a experiencias y datos teóricos, se puede decir que con una dosificación del 4% se obtienen resistencias mecánicas a 3 días equivalentes a 7 días y a 7 días las equivalentes a 15 días. Este efecto puede variar con el tipo y la edad del cemento, como también con la temperatura del ambiente. Cementos Yura recomienda hacer ensayos previos para determinar la dosificación óptima en cada caso.

Usos:

  • Cuando se requiere de fraguado rápido y altas resistencias tempranas (por ejemplo, en la profundización de pozos).
  • Cuando se requiere la reutilización rápida de moldes (encofrados).
  • Cuando el vertido del concreto tenga lugar bajo condiciones muy frías.

Consideraciones prácticas.

  • Ciertos acelerantes pueden incrementar la contracción por secado, agrietamiento y fluencia.
  • Pueden causar menores resistencias a flexión.
  • Muchos acelerantes en base de cloruros promueven la corrosión del acero de refuerzo.
  • El cloruro de calcio no debe usarse en:
    • Concreto reforzado.
    • Estructuras para retener agua.
    • Concreto presforzado.
    • Concreto curado a vapor.
  • La sobredosis con estos materiales puede causar un retraso marcado.
  • Los acelerantes trabajan más efectivamente a bajas temperaturas ambientales.

5. Retardantes.

Estos aditivos disminuyen la velocidad de la reacción química del cemento y el agua conduciendo a tiempos más largos de fraguado y ganancia de resistencia iniciales más lentas.

Dosificación.

Las dosis típicas para los retardadores están entre 150ml y 500ml por cada 100kg de material cementante.

Usos:

  • Cuando se coloca el concreto en clima caliente, en particular cuando el concreto es bombeado.
  • Para evitar juntas frías debido a la duración de la colocación.
  • En concreto debe transportarse durante un largo tiempo.

Consideraciones prácticas.

  • Si una mezcla tiene una sobredosis más allá del límite recomendado por el proveedor, la prolongación del tiempo de fraguado puede durar días.
  • Los retardantes con frecuencia incrementan la contracción plástica y el agrietamiento por asentamiento plástico.
  • La adición atrasada de los aditivos retardantes, pueden resultar en una prolongación de tiempo de fraguado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *