Soldadura mediante proceso TIG

 

TIG es un proceso  de soldadura con electrodo refractario bajo atmósfera gaseosa. Esta técnica puede utilizarse con o sin metal de aportación. El gas inerte, generalmente Argón, aísla el material fundido de la atmósfera exterior evitando así su contaminación. El arco eléctrico se establece entre el electrodo de tungsteno no consumible y la pieza. El gas inerte envuelve también al electrodo evitando así toda posibilidad de oxidación.

Como material para la fabricación del electrodo se pela el tungsteno. Se trata de un metal escaso en la corteza terrestre que se encuentran forma de óxido o de sales en ciertos minerales. De color gris acerado, muy duro y denso, tiene el punto de fusión más elevado de todos los metales y el punto de ebullición más altos de todos los elementos conocidos, de ahí que se emplee para fabricar los electrodos no consumibles para la soldadura TIG.

soldadura-tig-2

 

La soldadura que se consigue con este procedimiento puede ser muy alta calidad, siempre y cuando el operario muestre la suficiente pericia en el proceso. Permite controlar la penetración y la posibilidad de efectuar soldaduras en todas las posiciones. Es por ello, que sea este método empleado para realizar soldaduras en tuberías.

Una variante de este proceso es del llamado TIG pulsado, donde la corriente se aplica entre dos niveles a frecuencias que dependen del tipo del trabajo, consiguiendo mejorar el proceso de cebado. Para este caso, el tipo de corriente a emplear es alterna. EL TIG pulsado tiene aplicación sobre todo para pequeños espesores.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *