1. ASPECTOS GENERALES.

El control del agua de mezclado en la dosificación del concreto, es esencial e importante para obtener los mejores resultados en todo tipo de construcciones.

Se sabe que toda dosificación racional de concreto parte del valor conocido como “relación agua/cemento”, es decir, la cantidad de litros de agua, dividida por la cantidad de kilogramos de cemento usados para un determinado volumen de concreto.

Y la resistencia de ese concreto, para igualdad de materiales y condiciones de elaboración, depende de la relación agua/cemento. Cuando ésta baja, la resistencia aumenta; y si por el contrario sube, disminuye la resistencia.

El aumento de agua por encima de la cantidad estipulada en el diseño hace disminuir inevitablemente la resistencia y otras propiedades, salvo que se incorpore a la mezcla una cantidad adicional de cemento necesaria para mantener constante la relación agua/cemento.

2. DEFINICIÓN DE LA RELACIÓN AGUA/CEMENTO.

El concreto es un material que se obtiene de una mezcla de componentes: conglomerante (cemento), agregados (arena y piedra), agua y, de manera opcional, aditivos. La pasta, compuesta por cemento portland y agua, une los agregados, normalmente arena y grava (piedra triturada), lo cual crea una masa similar a una roca. En esta relación agua/cemento, la importancia del agua resulta de gran magnitud, ya que ella y su relación con el cemento están altamente ligados a una gran cantidad de propiedades del material final que se obtendrá, en donde usualmente conforme más agua se adicione, aumenta la fluidez de la mezcla y, por lo tanto, su trabajabilidad y plasticidad, lo cual presenta grandes beneficios para la mano de obra; no obstante, también comienza a disminuir la resistencia debido al mayor volumen de espacios creados por el agua libre.

Así, se puede afirmar que la resistencia del concreto depende altamente de la relación por peso entre el agua y el cemento.

Asimismo, el curado como lo mencionamos en un artículo anterior es muy importante, ya que, sí este proceso se hace mal, se podría perder hasta el 30% de la resistencia esperada; por eso, lo recomendable sería hacerlo por 28 días. Cabe resaltar que la resistencia que se le especifica al concreto, aproximadamente el 70%, se genera en los primeros siete días. A los 14 días, la resistencia ha logrado llegar al 85% de lo que se espera en 28 días.

3. CONSECUENCIAS DE EXCESO DE AGUA EN EL CONCRETO.

Dentro de los límites especificados de revenimiento y proporción de agua-cemento, siempre debe evitarse todo exceso de agua. En este contexto, se considera que hay agua en exceso, en condiciones de colado, si se observa agua sobrenadante (segregación vertical) o escurrimiento de agua por los lados del encofrado (segregación horizontal). El exceso de agua también agrava los defectos superficiales al incrementar las filtraciones en el encofrado a través de cualquier orificio. 

El resultado final puede ser:

  • Formación de panales, vetas de arena, variaciones en color o puntos blandos en la superficie.
  • En encofrados verticales, el ascenso de agua genera planos débiles entre cada capa de depósito. Además del efecto estructural perjudicial, esos planos, al endurecerse, contienen huecos a través de los cuales puede pasar el agua.
  • En elementos horizontales, como losas de entrepiso o firmes, el exceso de agua tiende a ascender y forma una débil capa superficial. Dicha capa ofrece poca resistencia a la compresión y a la abrasión, considerable contracción y, en general, baja calidad.
  • Fisuras en cimentaciones y en otras estructuras.
  • Deterioros de pavimentos en zonas frías donde se producen ciclos de congelación y deshielo.
  • Deterioros en las superficies del concreto. Al tener el concreto un exceso de agua, se produce su exudación por las juntas de los encofrados, arrastrando la pasta de cemento y dejando así una superficie listada y llagada, de desagradable aspecto.
  • Porosidad en elementos estructurales, también llamados “nidos de abejas”, pueden producirse en las mezclas con exceso de agua, donde se ha producido la segregación de los materiales dejando partes importantes de agregado grueso sin el correspondiente mortero.

4. CONSEJOS DE DOSIFICACIÓN.

El control de la cantidad de agua en la dosificación de concreto es de vital importancia al momento de realizar el diseño de mezclas, considerando que este factor influirá considerablemente en el desarrollo de la resistencia del concreto, por lo cual presentamos un cuadro resumen de dosificaciones que puedes usar en tu obra con Cementos:

5. CONCLUSIONES

  • Para la realización de la mezcla de concreto, es necesario tener presentes cinco factores muy importantes: la relación Agua/Cemento, distribución granulométrica, calidad del agua y por supuesto la consistencia de la mezcla y finalmente resistencia del concreto
  • El exceso de agua de mezclado es un peligro ya reconocido por los constructores y por desgracia, los perjuicios que acarrea aparecen a una edad demasiado tardía como para ser remediados sin costos excesivos.
  • Para obtener una apropiada resistencia de concreto especificada es recomendable siempre realizar los ensayos de materiales y dosificaciones en el Diseño de mezcla de concreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *