Las aplicaciones comerciales de los drones se han expandido a múltiples industrias a través de los años. El desarrollo de tecnología avanzada en los sistemas de posicionamiento y georefencia en conjunto con las cámaras de alta definición, ha incrementado la integración de drones en la industria de la construcción.

La perspectiva aérea captada con drones permite a las compañías de construcción tomar decisiones más informadas. Desde reportes de avance de obras, hasta levantamientos topográficos de terreno, los drones ayudan a recopilar información útil de una manera mucho más eficiente que los métodos tradicionales.

Para entender cómo ayudan los drones a mejorar procesos de planificación y supervisión en las obras de construcción, debemos empezar por entender el concepto de fotogrametría. Definida por la Sociedad Americana de Fotogrametría y Teledetección (ASPRS, por sus siglas en inglés), la fotogrametría es el proceso de obtener información precisa de objetos y su ambiente mediante la medición, procesamiento e interpretación de imágenes fotográficas o patrones de irradiación.

Las imágenes aéreas tomadas con ayuda de los drones en conjunto con un software de fotogrametría permiten hacer reconstrucciones 2D o 3D de terrenos, proyectos e infraestructuras. A través de la fotogrametría y los mapas digitales, los encargados de proyectos de construcción pueden tener una visualización realista de lo que se encuentra en la obra y realizar una toma de decisiones inteligente.

Con la ayuda de estos recursos digitales, los encargados de proyectos de construcción pueden planificar, ejecutar y gestionar de una manera más certera.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *