Los contagios del coronavirus (Covid-19) que sumaron 215,000 casos este miércoles 18 de marzo, han provocado que las personas detengan sus actividades y se pongan en cuarentena para evitar más propagación. Incluso construcciones se han suspendido para evita que los trabajadores estén en contacto.Una de las obras más importantes que ha sido detenida, es la restauración de la Sagrada Familia en Madrid, España, templo diseñado por el arquitecto Antonio Gaudí; “Se toma con la voluntad de proteger a los visitantes, a todo el personal y a los colaboradores externos del templo del riesgo de posibles contagios de Covid-19”, informó la Junta Constructora de la Sagrada Familia la semana pasada.

Las obras de la basílica comenzaron desde hace 137 años. Su autor trabajó 43 años de su vida en ella, hasta que falleció en 1926 a causa de un accidente. Sin embargo, su edificación ha continuado de acuerdo a sus planes.

Sagrada Familia basilica under construction in Barcelona city, Spain
Sagrada Familia.

Otra de las construcciones detenidas, aunque no de manera oficial, es la reparación de las cubiertas de la Catedral de Jaén, en esta ciudad también española. Desde el lunes 16 de marzo las operaciones fueron suspendidas y la empresa encargada de la edificación. Albaida Construcciones, envió una solicitud al Ministerio de Cultura y Deportes, para que decrete el paro de labores en el lugar.

La decisión de la empresa se basa no sólo en el riesgo que corren los trabajadores cuando operan en el sitio, sino en el peligro de contagio al que se someten al viajar en transporte público, ya que la mayoría de los operarios y artesanos residen en otras provincias y los servicios de hostelería en Jaen están clausurados.

De igual manera, la reconstrucción de la catedral de Notre Dame, en París, fue suspendida el lunes 16 de mazo. El general Jean-Lous Georgelin, quien está frente a la construcción, decidió detener los trabajos de obra hasta que la alerta por el Covid-19 haya terminado.

Las obras comenzaron durante 2019 luego de que el 15 de abril el templo sufriera un grave incendio que destruyera su aguja y cubierta.

Otras ciudades como Sevilla, en España, están a la espera de instrucciones del gobierno para suspender las construcciones. Mientras tanto, continúan con las medidas de seguridad e higiene recomendadas por las autoridades.

México está en una situación parecida. El Consejo Mexicano de la Industria de la Construcción (CMIC) ha suspendido las labores dentro de sus oficinas y ha instado a las empresas constructoras afiliadas a hacer lo mismo, mientras que el presidente de la organización, el ingeniero Eduardo Ramírez Leal, dice que de manera eventual también se detendrán las obras en donde haya afluencia de trabajadores.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *